Botonera Principal

free templates joomla
Opinión

Certificación de Vivienda Sustentable, una nueva era

Por: Carlos Bascou, presidente Consejo Productividad, Innovación y Construcción Sustentable CChC y presidente del Comité de Directores Construcción Sustentable y Cambio Climático del Instituto de la Construcción.
Carlos Bascou cuadrada Foto columnaEl desafiante momento que estamos viviendo como sociedad y humanidad, sin duda ha puesto en evidencia que estamos en presencia de una aceleración de cambios sin precedentes, donde nuevos modelos tenderán a operar en búsquedas de un debido equilibrio entre el crecimiento económico, aspectos sociales y medio ambientales.

Es precisamente en este contexto, en el que el sector construcción de manera pausada pero segura, ha iniciado una profunda transición hacia la sustentabilidad, reconociéndose que este sector tiene una gran oportunidad para responder al cambio climático.

Materias claves en esta transición son las ciudades, el uso eficiente del recurso hídrico, la economía circular y las emisiones, donde el sector construcción, considerando todo el ciclo de vida, representa de acuerdo con la Global Alliance for Buildings and Construction cerca de 40% del total de las emisiones de CO2 a nivel global vinculadas a la generación de energía.

Es por lo antes descrito, que la promoción y uso de los sistemas de certificación serán claves desde hoy en adelante, pues la incorporación de parámetros de medición, evaluación y desempeño en materias de sustentabilidad permitirán avanzar en esta materia.

Si bien en Chile ya se habían aplicado algunos sistemas de certificación internacional, la puesta en marcha hace 5 años del sistema nacional CES o Certificación Edificio Sustentable para edificaciones de uso público, marcaron la antesala para el reciente lanzamiento de la Certificación de Vivienda Sustentable, los que hoy ya son una realidad que se instala de manera conjunta hacia una nueva era.

La Certificación de Vivienda Sustentable es un sistema voluntario de certificación ambiental residencial, cuyo objetivo es acelerar la transición hacia una forma de construir más sustentable, que permitirá definir y evaluar los mínimos requerimientos para catalogar una vivienda con parámetros de eficiencia energética, hídrica, uso de materiales sustentables, gestión de residuos, medidas de mitigación de impacto ambiental, calidad de ambiente interior y medidas de respeto al entorno urbano y cultural, desde las etapas temprana de diseño, pasando luego por la construcción, pero por sobre todo, por la operación a través de todo el ciclo de vida.

Acelerar la incorporación de parámetros y criterios de sustentabilidad en la construcción en Chile, permitirán difundir herramientas técnicas, e información objetiva y confiable para los usuarios, lo que junto a la necesaria y tendiente búsqueda e implementación de incentivos normativos, financieros y tributarios permitirán activar la demanda por edificaciones sustentables que entreguen información y desempeño con la posterior llegada de una multiplicidad de beneficios para las personas, el medio ambiente y economía, lográndose la denominada triple ganancia.

La importancia y beneficios de los sistemas de certificación son de variada y múltiples dimensiones, partiendo por tener información confiable, medida y transparente respecto a mejoras en el consumo de energía y por ende de menores emisiones; menor consumo de agua y mayor confort para los usuarios. Esto traerá mayores niveles de confianza sobre la calidad general del edificio con datos fiables para transacciones de compraventa o arriendo de los inmuebles, promoviendo o activando el mercado, que buscará evaluaciones comparativas, permitiéndose con esto bajar costos en edificaciones con atributos de sustentabilidad y sobre todo bajar costos y emisiones durante toda la vida útil del inmueble.

Ahora respecto al financiamiento y utilizando la experiencia internacional, las certificaciones permitirán lograr menores riesgos crediticios debido al menor riesgo de pérdida de valor en comparación con inmuebles no certificados; y el auge de créditos verdes con menores tasas hipotecarias e incluso de pólizas de seguro.

Respecto a los desarrolladores inmobiliarios o el propio estado, estos sistemas prestan información respecto a la presentación de informes corporativos voluntarios y reglamentarios internos y externos en relación con los objetivos de sostenibilidad (por ejemplo, energía/GEI; riesgo climático; ODS, etc.), con integración de declaraciones de productos ambientales y políticas o incentivos más eficaces y mejor informados, implementadas sobre la base de datos objetivos con una valioso suministro de información respecto al uso de la energía.

Un nueva era en la edificación comienza, la que traerá mejores espacios para habitar, mejores barrios, ciudades y al final una mejor calidad de vida para los usuarios, cuidando de paso el medio ambiente y el hábitat de nuestras futuras generaciones.

Volver

Twitter