Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

Víctor Manuel Jarpa: “Hemos dejado de lado el desarrollo urbano y la calidad de vida”

Si bien el ex presidente del Instituto de la Construcción reconoce que se ha avanzado en el sector, ve un estancamiento en desarrollo de infraestructura y en el desarrollo urbano.
Noticia 4Tres períodos consecutivos estuvo a cargo del Directorio del Instituto de la Construcción, como su presidente. Entre 1999 y 2005, Víctor Manuel Jarpa, constructor civil de la Pontificia Universidad Católica de Chile, empresario y dirigente gremial chileno, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción entre 1992 y 1994, y actual presidente del Directorio del Grupo Sura, vivió de cerca las iniciativas que se trabajaron desde el Instituto de la Construcción, como la elaboración de la Propuesta de 2° etapa de Reglamentación Térmica (1999 a 2003), el inicio de la administración del Registro de Revisores de Proyecto de Cálculo Estructural, que estuvo en el IC por 12 años (entre 2002 y 2014), y el desarrollo del proyectos FDI (Innova) “Desarrollo de una Metodología para prevenir Patologías en Viviendas Sociales”, entre otras.

Debido a esta experiencia, en el aniversario número 20 del Instituto, entrega su visión sobre la actualidad y futuro del sector construcción:

1. A su juicio, ¿cuáles son las principales fortalezas y avances en términos de modernización y ventajas de la construcción, edificación e infraestructura en Chile?

Estos últimos años ha habido un gran desarrollo de la innovación en el sector. Estoy bastante orgulloso de los avances que se han hecho en los últimos años, respecto del pasado. Hoy, con la incorporación de nuevas maquinarias, sistemas y herramientas de control, como por ejemplo, el BIM que ya empieza a ser una realidad, creo que vamos a tener un tremendo avance y va a mejorar enormemente la productividad. Eso nos traerá beneficios de todo tipo: más allá de la disminución de costos, estas herramientas nuevas nos han permitido estar a la vanguardia de los países latinoamericanos en la introducción del BIM. He participado en la FIIC y también está hablando de BIM, pero nosotros ya lo estamos practicando.

2. Y en términos de infraestructura, ¿cómo cree que es necesario avanzar?

Avanzamos mucho en los años pasados, especialmente en los gobiernos de Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos hubo un avance importante, ya que se creó todo el sistema de concesiones, con grandes obras, como la Ruta 5 completa y otras concesiones urbanas. Sin embargo, en los últimos gobiernos ha habido un estancamiento importante y creo que eso ha redundado en que el país haya perdido competitividad y aumentado sus costos.

En los próximos años hay que avanzar en la infraestructura del país, que es una clave para el desarrollo. La Cámara tiene una cifra de 150 mil millones de dólares en infraestructura y creo que eso hay que hacerlo realidad: las concesiones son un estupendo vehículo para desarrollar y hacer realidad la relación público-privada. Creo que estamos en un buen camino, pero hemos perdido los últimos ocho años y se ha hecho muy poco, tenemos que avanzar en áreas tan importantes como la construcción de hospitales, de cárceles (también a través de concesiones), puesto que hay que aprovechar el financiamiento y el mercado que tenemos. También en el desarrollo de la internet y en todo lo relacionado con las tecnologías de la información, porque ese es el futuro.

3. ¿Qué aspectos habría que reforzar para robustecer el sector de cara al futuro?

Yo creo que el desarrollo urbano y aumentar la calidad de vida. El primero incluye un montón de cosas, como por ejemplo, desarrollar más el Metro. Ha sido súper exitoso en Chile y en el mundo entero, es la forma que tenemos para aprovechar mejor el subsuelo para el transporte, y el Transantiago tiene que ser solamente un alimentador del Metro. Todavía estamos pensando en la línea 6 y 7, pero tenemos que llegar a la 10, porque cada kilómetro apunta hacia un mejor desarrollo urbano y a mejorar la calidad de vida de las personas.

El desarrollo del Metro puede traer aparejado el mejoramiento de los barrios: tenemos que densificar hacia dentro de la ciudad, hacerla crecer como una pirámide, más que extenderla como una gota de agua. Eso es cambiar el sentido de la construcción, puesto que la densificación necesariamente necesita mejor movilidad e infraestructura, así que diría que eso es una carencia que tenemos: hemos crecido mucho en vivienda, en desarrollo, pero hemos dejado de lado un poco el tema del desarrollo urbano y la mejor calidad de vida.

4. ¿Cómo deberían orientarse los esfuerzos públicos y privados para fortalecer la construcción en Chile hacia el futuro?

Ya hay una política de desarrollo urbano, que tiene que ponerse bien en la práctica, está en la teoría y la verdad es que los desarrolladores inmobiliarios están disponibles para hacer los aportes que sean necesarios, para que la ciudad avance mejor. Por nuestra geografía, en Chile tenemos un escaso suelo y, por esa razón, debemos aprovecharlo lo más posible.

Santiago es un ordenamiento demasiado grande y tiene que haber un desarrollo mayor de las regiones, y eso pasa por la necesaria desconcentración del Estado. Hoy tenemos centralismo, los poderes están concentrados en Santiago y el Congreso está en Valparaíso; pero es un mero decir, porque las decisiones se toman en la capital. Hay que buscar cómo descentralizar y que el Estado sea más pequeño y funcional, con atribuciones a las mismas regiones para su propio desarrollo.

5. ¿En qué ámbito usted considera que es relevante el encadenamiento entre el sector público, privado y académico?

Son tres patas de la mesa que tienen que funcionar siempre juntas, no las veo separadas. Con el Instituto se ha avanzado bastante, el IC ha sido una buena institución para buscar esta creación de confianzas, donde todos participan por igual, de la misma mesa, donde cada uno tiene derecho a opinar y creo que ese ha sido un gran logro del Instituto de la Construcción, del que fui parte y me siento muy orgulloso. Es una instancia imitable en otras áreas, donde todos se sienten a opinar y a aportar.

6. El Instituto de la Construcción cumple 20 años en 2017, ¿Qué aportes considera que han sido relevantes en este tiempo y por qué?

Muchísimas. Lo más relevante fue el desarrollo de la Reglamentación Térmica, que ha sido un tremendo aporte al país en ahorro de energía, en mejor hábitat para las viviendas, menor gasto de calefacción y aporte a la salud; ya no están esas casas donde llovía por dentro en base a la condensación. Eso, a mi juicio, es un tremendo aporte y ha hecho muchas otras cosas en el área sísmica, después del terremoto de 2010. Creo que el IC ha sido una muy buena organización que siempre está aportando y desarrollando proyectos.

Volver

Twitter