Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

Los desafíos y herramientas para reducir las pérdidas en la construcción

J-6-1024x682Para quienes están vinculados con el mundo de la construcción no es un misterio que un tercio del tiempo trabajado en las obras se dedica a actividades que no agregan valor y que son innecesarias. Es más, ni siquiera son un puente para generar valor. En esta categoría se consideran las esperas, tiempos muertos, trabajos que deben volver a ejecutarse, o descoordinaciones de los equipos. Todo lo anterior genera cuantiosas pérdidas económicas en cada proyecto por desviaciones de plazo, sobrecosto, problemas de calidad, entre otras.

Quizá por décadas esto ha sido así. Sin embargo, hoy nos encontramos en un escenario complejo, donde más que nunca la industria en Chile requiere enfocarse en la productividad, empujando todas las mejoras para optimizar sus procesos constructivos y ahorrar costos, comenta el CEO de Leqtus, Iván Rubio.

De acuerdo al ejecutivo, diversos estudios demuestran que la productividad no ha mejorado en este sector como si lo ha hecho en otros. Es también de los sectores que más tardíamente están iniciando la transformación digital. Sumado a ello, el mercado está cada vez más competitivo los clientes son cada vez más exigentes y los proyectos más complejos. ¿Cómo hacerlo entonces? Porque no basta sólo con el diagnóstico.

El desafío es cómo generar sistemas de trabajo en base a la aplicación de herramientas y tecnologías que permitan a las constructoras agregar valor para que éstas puedan ser sustentables, mediante la constante identificación y reducción de desperdicios que consumen recursos, pero que no le agregan valor al cliente. Se requiere una revisión del proceso constructivo enfocado en los resultados finales y no en los resultados parciales, mediante un trabajo colaborativo, transparente y alineado entre todas las partes.Foto Ivan Rubio

Como estrategia para enfrentar este desafío surge la filosofía Lean Construction o construcción sin desperdicios, "una filosofía que nos propone una serie de conceptos, metodologías y herramientas como alternativa para mejorar de manera importante los resultados que se obtienen en los proyectos en diferentes aspectos: costos, plazo, calidad, seguridad, entre otros. Esta es la adaptación de la filosofía del modelo de producción de Toyota a los procesos de construcción" indica Rubio. Se basa en 5 principios básicos que fueron definidos por Womack y Jones (Lean Thinking: Como utilizar el pensamiento Lean para eliminar los desperdicios y crear valor en la empresa, Free Press, 1996). Estos principios son: Identificar el valor desde el punto de vista del cliente, Identificar el flujo de valor, Hacer que el valor fluya, Dejar que el cliente tire de la producción y, por último, Buscar la perfección, que es el mejoramiento continuo.

Según el Lean Construction Institute (www.leanconstruction.org), “los métodos Lean buscan desarrollar y administrar proyectos a través de las relaciones, el conocimiento compartido y metas comunes. Los silos tradicionales de conocimiento, trabajo y esfuerzo se rompen y se reorganizan para el beneficio del proyecto más que para el de los participantes individuales. ¿El resultado? Mejoras significativas en el plazo con reducciones dramáticas de desperdicio, particularmente en proyectos complejos, inciertos y rápidos”.

Lean Construction invita a, además de centrarse en el porcentaje en que estamos agregando valor (1/3 de la oportunidad), mirar los procesos que representan el porcentaje del tiempo en el que no se agrega valor (2/3 de la oportunidad). Es decir, hacer preguntas tales como: ¿cuánto tiempo están esperando los trabajadores y por qué?, ¿Cuánto tiempo se deben trasladar?, ¿estará bien diseñado el proceso?, ¿tenemos disponibles los materiales?, ¿Están claros los diseños? Las mejoras que provienen de estos análisis muchas veces son de muy bajo costo e incluso sin costo alguno. Gran parte de las oportunidades pasan por cambiar algunas políticas o logística de la obra, mejorar la comunicación entre los diferentes actores (desde el equipo de obra, oficina central, subcontratistas, proveedores, hasta el cliente), y por mejorar los procesos de planificación y coordinación de la obra. Todo esto con la participación activa de los trabajadores del proyecto.

Para la implementación de la construcción Lean su sustentabilidad en el tiempo, es fundamental el convencimiento e involucramiento de los líderes de la organización, entendiendo que si éstos no se involucran, es posible que se obtengan buenos resultados en el corto plazo, pero es muy probable que éstos no se mantengan en el mediano-largo plazo.

Por otro lado, se trata de cambiar paradigmas, por lo que el entrenamiento del equipo es muy importante para poder cambiar la manera en la que se visualizan los procesos y entregarles herramientas y métodos que les permitan soportar la aplicación de la filosofía. 

Para esto hay que trabajar en tres ejes: Tecnología, Cultura y Filosofía. En el eje de tecnología hay múltiples metodologías y herramientas que se deben practicar para aplicar los conceptos de Lean, tales como el Last Planner System, ciclos PDCA, Value Stream Mapping, 5S, entre otras. En Filosofía, Lean nos propone conceptos y una lógica de pensamiento distinta a los modelos tradicionales y finalmente, el eje de cultura es probablemente el más difícil a trabajar, porque se trata de un cambio cultural, un cambio en la manera de hacer las cosas por parte de la empresa. Por lo mismo, se debe trabajar en el estilo de liderazgo, en el empoderamiento de los trabajadores y en generar una organización motivada y flexible.

Finalmente, para mejorar la probabilidad de éxito, se debe hacer el link con la estrategia de la empresa, es decir, establecer claramente el por qué se requiere la implementación. Medir el éxito de ésta en base a los objetivos estratégicos de la compañía para focalizar los esfuerzos en procesos que realmente impacten los indicadores del negocio.

Volver

Twitter