Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

Inversión en infraestructura debe llegar a US$ 10 mil millones anuales

El CPI entregó un documento que detalla los principales desafíos del país en el área de la infraestructura.
CPI 2 intImpulsar la asociación público-privada para el desarrollo de proyectos y aumentar la inversión pública y privada en infraestructura, en los próximos 10 años, de manera de asegurar el desarrollo y reactivar el crecimiento del país, son algunas de las propuestas que ayer presentó el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI).

En el documento “Infraestructura para nuestro desarrollo: Construyendo un Chile mejor” se detallan las áreas de inversiones y principales obras que se requieren en sectores como vialidad, transporte público, aeropuertos, ferrocarriles puertos y recursos hídricos e infraestructura digital, entre otros. La publicación será entregada a todos los candidatos presidenciales, para que sirva de hoja de ruta al próximo Gobierno.

“La infraestructura puede contribuir a elevar el crecimiento a través de un mayor nivel de inversión que el actual. Si hoy se está invirtiendo del orden del 2,5% del PIB con recursos públicos y privados , es absolutamente posible llegar a un 3,5%, en un plazo relativamente corto con un mayor aporte del sector privado”, señaló Daniel Hurtado, presidente del CPI.

Para ello el gobierno debe comprometerse a invertir en infraestructura pública el 2,1% del PIB, equivalente a poco menos de US$ 6 mil millones anuales, cifra promedio de lo invertido en los últimos 10 años. El resto puede ser absorbido por una mayor inversión del sector privado, creándose las condiciones para que éste destine cerca de US$ 4 mil millones anuales, sin incluir la infraestructura digital.

Otro desafío importante para los próximos años es ampliar la cartera de proyectos susceptibles de ser desarrollados a través de la modalidad de Asociación Público-Privada (APP), en función de las necesidades del país y las regiones.

En esta línea el CPI destaca que se podrían abordar obras como carreteras estructurantes alternativas a la Ruta 5; una nueva red ferroviaria de conexión interurbana de carga y pasajeros; programa de conectividad para el transporte público en las principales ciudades de Chile; autopistas urbanas donde sea necesario; y pasos fronterizos de nueva generación, entre otros.

Revisar normativa de Concesiones

El documento destaca asimismo que para reforzar y propiciar la APP será necesario revisar los instrumentos legales y reglamentarios vigentes (Ley y Reglamento de Concesiones de Infraestructura Pública; Ley de Financiamiento Urbano Compartido y Ley de EFE) con el objeto de darles mayor aplicabilidad de acuerdo a la experiencia alcanzada.

En esta misma línea, resalta que se requiere mejorar la calidad de los contratos de concesiones para darles mayor capacidad de adaptación a medida que las circunstancias cambian, por ejemplo, incorporando cláusulas sobre nuevas inversiones, incorporación de nuevas tecnologías y fortalecer los mecanismos de resolución de controversias.

“Es fundamental que se ponga en marcha la Nueva Institucionalidad de Concesiones que se está tramitando en el Parlamento y hay que revisar las características de los contratos de Concesiones de Hospitales y Cárceles para reponer el aporte del sector privado al desarrollo de infraestructura en estas dos áreas”, resaltó Hurtado.

Asimismo, la publicación pone el acento en la urgencia de contar con el Fondo de Infraestructura para apalancar los recursos necesarios: la idea es que la inversión que ya ha hecho Chile en infraestructura que tiene valor económico se ponga a disposición para garantizar recursos provenientes del sector privado para invertir en más y mejor infraestructura, sin poner en riesgo el Presupuesto de la Nación.

“Será necesario trabajar en esta dirección con el Parlamento para que el proyecto de Fondo de Infraestructura enviado por el ejecutivo se apruebe a la mayor brevedad. Con esto será posible garantizar inversiones por más de US$ 30 mil millones en una primera etapa”, explicó el secretario ejecutivo del CPI, Carlos Cruz.

Fuente: CPI

Volver

Twitter