Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

Francis Pfenniger: “El IC puede enfrentar con bríos, logros y desafíos el año que se inicia”

Recogiendo las impresiones de quienes recibieron el Reconocimiento IC 20 Años, el arquitecto comenta el devenir de la institución y el escenario que enfrenta en 2018.
Noticia 4Ligado al Instituto de la Construcción desde la década de los 90, el arquitecto Francis Pfenniger ha visto transitar al organismo hacia su consolidación como un actor relevante y transversal en el sector.

Director suplente en representación del Colegio de Arquitectos entre 1999 y 2004 y director titular en representación de la Universidad de Chile desde 2011 a la fecha, también integra el Comité Directivo de Certificación Edificio Sustentable (CES), en representación del IC, desde 2014 a la fecha, y es presidente el Comité de Directores Construcción Sustentable y Cambio Climático.

Recientemente fue galardonado con el Reconocimiento IC 20 Años, instancia que releva el aporte estratégico al posicionamiento, desarrollo y reforzamiento de la transversalidad del Instituto de la Construcción, otorgado a seis profesionales que eligieron sus propios pares en el marco de la celebración de las dos décadas de la entidad.

¿Cómo recibe el reconocimiento que le entregó el IC al conmemorar sus 20 años de existencia?
Lo recibí con mucha sorpresa, fue absolutamente inesperado y me siento muy honrado.

Recuerdo los inicios del Instituto y aún antes, las discusiones que tuvimos en las comisiones citadas con el entonces ministro de Vivienda y Urbanismo Alberto Etchegaray, donde abordábamos el desafío de mejorar la calidad de la construcción. No deja de ser conmovedor que lo que en un momento fue una idea propuesta por profesionales y autoridades del área, se haya transformado en una institución que se ha ido consolidando conforme pasa el tiempo.

El IC tiene un tremendo rol y así lo atestigua también la mirada de otros países donde se ha considerado como un ejemplo que vale la pena mirar y, eventualmente, replicar.

¿Cuál cree que son los principales desafíos que esperan al IC en el futuro? ¿Dónde deberían ponerse los énfasis?
El Instituto tiene una vocación que es superior incluso a los temas en que trabaja: ser una gran mesa transversal que convoca a los distintos actores del sector de la construcción, desde las autoridades, pasando por la academia, hasta el sector privado y las agrupaciones gremiales. El tener ese poder de convocatoria y poder integrar distintas miradas es el desafío permanente del Instituto, abordando y consensuando todas aquellas materias que pueden ser relevantes para el sector.

Personalmente, considero que todo lo que tiene que ver con sustentabilidad, productividad, eficiencia y seguridad serán los grandes temas que nos convocan hoy y lo seguirán haciendo en el futuro.

Considerando este carácter transversal, ¿cuál es su mirada desde el lado de la academia?
He participado del Instituto en distintas instancias y siempre me ha parecido interesante la complementariedad de las visiones. En este momento, tanto en el Comité de Directores Construcción Sustentable y Cambio Climático como en el Comité Directivo de CES, participamos representantes de distintas áreas, la convergencia se da muy bien y es absolutamente necesaria.

En estos años, ¿cómo ha visto la incorporación de nuevos profesionales que se unen a quienes tienen más experiencia?
Me parece fantástico. Aspiramos a que las caras nuevas representen a nuevas generaciones que vayan conociendo el sentido, misión y visión del IC, para asentar el rol del Instituto en los desafíos futuros.

Considerando el escenario actual, ¿qué perspectivas avizora para el desarrollo del país y la construcción en 2018?
Siempre los cambios en la administración del Estado representan desafíos y oportunidades. Comprendemos que es necesario volver a presentar al Instituto y entusiasmar con los proyectos que lleva adelante a las nuevas autoridades, principalmente a aquellas de los ministerios socios, MOP y Minvu.

Tenemos como pendiente que el IC sea reconocido más allá de las personas e instituciones con las que tiene cierto grado de cercanía. Hay que relevar su labor para que se posicione como un lugar de encuentro para discutir asuntos que nos convocan y en los que existen tanto acuerdos como divergencias.

Estoy bastante optimista y creo que el IC puede enfrentar con bríos, logros y desafíos el año que se inicia. Bienvenidas las oportunidades, los nuevos escenarios y profesionales con los que trabajaremos.


Volver

Twitter