Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

El Instituto Nacional de Normalización aprueba normas desarrolladas en el IC

Ambas actualizaciones se realizaron en el marco del Convenio entre el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y el Instituto de la Construcción.
Noticia 2En la última sesión del Consejo del Instituto Nacional de Normalización (INN) -que se realizó en diciembre pasado- fueron aprobadas dos nuevas normas chilenas, cuyos anteproyectos fueron desarrollados en el Instituto de la Construcción, en el marco del Convenio entre el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y el Instituto de la Construcción (IC).

Se trata de las iniciativas denominadas Anteproyecto de Norma para Actualización de NCh 801 Of. 2003 – Compresión y Anteproyecto de Norma para Actualización NCh 803 – Ensayos de Flexión. Durante 13 meses la primera y dos meses la segunda, fueron desarrolladas bajo la secretaría técnica de Claudia Fuentes y contaron con la participación de profesionales pertenecientes al sector público, privado y académico.

Este trabajo se enmarca en el desarrollo de la actualización de las normas de la serie 800, que corresponden a procedimientos de ensayos que permiten evaluar estructuralmente sistemas constructivos no convencionales para ser usados principalmente en la construcción de viviendas, comenta Jaime Arriagada, ingeniero senior de la Unidad de Ingeniería Estructural del Dictuc y participante de ambos comités.

Parte del trabajo, señala Arriagada, fue estudiar la normativa vigente a la fecha, además del estudio del documento ASTM E-72 (considerado como referente para estas normativas), tomando en cuenta para ello las versiones más actualizadas de este. Agrega que parte fundamental de la labor se desarrolló en las sesiones del comité donde las opiniones de los diferentes especialistas fueron fundamentales a la hora de cumplir el objetivo que tenía el comité: “tener mejoras normativas para este tipo de procedimientos de ensayo”.

Si bien la última actualización de la serie 800 se realizó en 2003, esta versión no contaba con cambios significativos, respecto a sus versiones del año 1971. Frente a esta situación, fue importante realizar un trabajo más detallado para que la aplicación de los ensayos estuviera acorde con los nuevos tiempos, señala el ingeniero.

El trabajo del comité contempló lo siguiente:

  • Obtener una normativa que estableciera más claridad en requerimientos, procedimientos y estándares para los ensayos. Evitando diferencias entre laboratorios al momento de su aplicación.
  • Realizar modificaciones en torno a la instrumentación a utilizar, fomentando el uso de sistemas de medición más modernos y disponibles en laboratorios nacionales.
  • Analizar aspectos o vacíos que, en ciertos casos, se consideró que existían.
De acuerdo al ingeniero del Dictuc, la importancia de estas normas, junto a las otras de la serie NCh 800, radica en que “al ser aplicadas en sistemas constructivos, que, por configuración y materialidad, no disponen de una norma de diseño, estos procedimientos de ensayo son los que permiten obtener niveles de resistencia y establecer así el comportamiento de tipo estructural”.

Lo anterior permite a un ingeniero calculista realizar el diseño de una vivienda y contar con los parámetros necesarios que le permiten conocer las condiciones a las cuales estará sometido un segmento de muro o un techo en condiciones de uso, agrega Arriagada.

Finalmente, señala que el mandato del Minvu de realizar la actualización normativa es “reflejo del interés que existe a nivel central en poder establecer procedimientos que permitan caracterizar estructuralmente de mejor forma sistemas constructivos no convencionales, los que se utilizan ampliamente en la construcción de viviendas en Chile”.

Añade que el rol del IC en esta tarea es fundamental, en tanto pudo congregar a un grupo de profesionales que aportaron su visión y experiencia en esta área.

Ambas normas ya se encuentran disponibles para su uso y aplicación.

Volver

Twitter