Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

Claudia Silva: “Uno de los mayores logros es que hoy ya tenemos una manera oficial de certificar”

La directora nacional de Arquitectura del MOP destaca como hito que se cuente con una herramienta como CES para lograr edificios sustentables y que esté validada por el sector.
Noticia 3 ces marzoEn el contexto del cambio de gobierno, la directora nacional de Arquitectura, Claudia Silva, se dio unos minutos para conversar sobre la determinación y el compromiso de esta división del Ministerio de Obras Públicas con la construcción sustentable y también con la Certificación Edificio Sustentable.

De hecho, para este 2018, la meta es que el 80% de las consultorías de diseño que licita la Dirección de Arquitectura exijan que los proyectos cumplan con los requisitos de la certificación CES, la cual se tramita y obtiene cuando la edificación ya está construida. “Esta meta ha ido aumentando gradualmente cada año, por lo que se espera que en los próximos años prácticamente la totalidad de los diseños que ejecutamos (salvo excepciones contadas) tengan incorporada esta exigencia”, comenta la profesional.

¿Por qué la Dirección de Arquitectura está enfocada en hacer que sus proyectos sean sustentables?
Primero por un tema país, ciudad, planeta. Estamos en el siglo XXI, en una sociedad en la que si no nos preocupamos del medio ambiente ahora, vamos a dejar problemas a futuro. Pero, además, es bastante conocido que la mantención y el uso diario de edificación pública es un problema para todos, entonces lograr ahorros en todo ese tipo de situaciones realmente es uno de nuestros objetivos.

Hace años vienen implementando en sus licitaciones, a través de distintos instrumentos, la manera de incorporar sustentabilidad en los proyectos, ¿cuál ha sido el principal desafío dentro de esta evolución que ha tenido el ministerio?
Esta idea de contar con edificios con algún grado de sustentabilidad tiene más de una década, hace varios años se empezó a trabajar y estas cosas toman su tiempo. Hoy uno de los mayores logros es que ya tenemos una manera oficial de certificar, porque contamos con edificios que tenían algún grado de sustentabilidad, pero era por iniciativa municipal, por solicitudes del arquitecto o de algún mandante, desde incluir ventanas termopanel hasta ventilación cruzada. En cambio, hoy ya hemos logrado tener un documento y una manera de certificar, tenemos un instrumento que logra certificar un edificio y que está validado por varios organismos técnicos, entonces al final estamos teniendo una certificación chilena oficial. Ahora podríamos decir que así como los refrigeradores tienen su etiqueta de eficiencia, este edificio tiene este grado de sustentabilidad y este tienen este otro, es decir, está homologado. Esto que comenzó hace alrededor de 10 años desde la Dirección de Arquitectura hoy ya está tomando cuerpo y tiene un sustento grande.

¿Qué evaluación hace de la promoción que ha hecho el MOP de Certificación Edificio Sustentable?
Hasta ahora estamos contentos, pero creo que todavía estamos como en la etapa inicial: empezando a pedir CES. Además, en un edificio que ya tiene un diseño es difícil solicitar que en la etapa de construcción el edificio tenga sustentabilidad, cuando en el diseño no se incorporó, no podemos pedir de un día para otro que todo sea sustentable, son procesos que van tomando cuerpo, y esto, como todos sabemos, tiene un costo inicial y no siempre el mandante está dispuesto a invertir más en la fase inicial. Estas son cosas que toman más tiempo del que uno quisiera, me gustaría decir todos los edificios que ha construido la Dirección de Arquitectura en los últimos dos años son sustentables y no es así, pero vamos en el camino a empezar a incorporar la sustentabilidad y hacer que tanto los que invierten en el edificio como los que lo van a mantener después el edificio, así como los que lo diseñan, estén en este carro de la sustentabilidad.

¿Cuáles son los resultados de la meta de 2015 a 2017 que se impuso la DA en relación con los edificios CES?
La evalúo bien; no nos pusimos un horizonte muy alto, pero la evalúo muy bien, porque lo que se propuso se logró. Más allá de eso, lo que logramos fue difundir, que era lo que nos interesaba. Si en una licitación logramos pedir que el diseño fuera sustentable, ya muchos de los consultores que estudiaron las bases saben que la DA va en esa línea. Entonces, eso cambia y cuando uno habla con una constructora ya saben qué se viene. Eso nos tiene contentos.

Ahora nos pusimos una meta más alta que ha sido subir año a año hasta lograr tenerlos todos de esa manera y probablemente cuando logremos tenerlos todos van a haber nuevas tecnologías, por lo que vamos a tener que volver a ponernos una meta mayor aún.

¿Qué hito de estos últimos años destacaría, en términos de sustentabilidad?
Uno de los logros importantes fue desarrollar el documento y que la certificación ya fuera oficial, que tuviera un registro y pudiera ser validada por todo el mundo. Y el segundo, evidentemente fue empezar a concretar este documento y esta manera de certificación en algunos edificios.

¿Es importante que las autoridades que vienen sigan con este foco de promover los edificios sustentables?
Sí, porque aún hay algunas regiones en que la sustentabilidad se nota más que en otras. Por ejemplo, hace un tiempo atrás hicimos una escuela con estos estándares y no está certificada porque es un proyecto más antiguo, pero de gastar 30 millones en calefacción, hoy gasta tres. Ese tipo de cosas nos hace saber que para allá realmente deberíamos enfocarnos todos. No creo que las nuevas autoridades de cualquier ministerio no se embarquen en esta certificación o en esta manera de tratar la edificación pública.

En CES se ha visto que el sector público se ha subio bien al carro de la construcción sustentable, no así el sector privado, ¿qué mensaje podría enviar para los privados?
Yo los invito a trabajar en ello, porque mientras tengamos un país que contamine menos y que gaste menos energía, creo que podemos dejarle un mejor planeta a nuestros hijos o nietos y a las generaciones futuras. Esto hay que empezar a trabajarlo y los invito a ello.

Volver

Twitter