Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

Certificación Edificio Sustentable cierra el 2017 con 2 nuevos edificios certificados

En las comunas de San Ramón y Tocopilla están ubicados los últimos edificios en recibir la certificación nacional durante 2017.
Noticia 5El Teatro Andrés Pérez, ubicado en la Región de Antofagasta, y el Centro Deportivo Integral (CDI), en la Región Metropolitana, han acreditado exitosamente sus características de sustentabilidad y estrategias de eficiencia energética, obteniendo así la Certificación Edificio Sustentable en niveles Destacado y Certificado, respectivamente.

El edificio de la comuna de Tocopilla cuenta con más de 900 metros cuadrados de superficie útil y entre sus características más relevantes están la reducción de la demanda energética a casi un 60%, de lo que requeriría su edificio de referencia, y al considerar los consumos de energía estimado, alcanza casi un 70% de la referencia. Además, de una disminución estimada del consumo de agua potable por sobre el 47%.

De acuerdo con María Luisa del Campo, asesora CES del proyecto, el logro del nivel Destacado se debe “al trabajo integrado, desde las primeras etapas de diseño, entre todos los profesionales involucrados”, así como el compromiso por lograr la aplicación de los mejores niveles de sustentabilidad que estaban al alcance.

El proyecto, mandatado a la Dirección de Arquitectura MOP de la Región de Antofagasta, es parte de los proyectos de la DA que incluyen dentro de sus términos de referencia la certificación nacional, criterios de sustentabilidad y estrategias de eficiencia energética.

CDI San Ramón

El edificio del Instituto Nacional del Deporte (IND) es un lugar acondicionado para estimular la práctica deportiva recreativa inclusiva de personas de todas las edades, de 3.241 metros cuadrados de superficie construida y que cuenta con obras exteriores de 2.000 m2, en un terreno de 22.838 m2.

El CDI de San Ramón presenta una estructura de hormigón armado en su parte inferior y una metálica en el segundo piso, así como otra estructura en base a marcos de madera laminada para el volumen de la multicancha. En tanto, la estructura de techumbre es metálica en los volúmenes anexos e inserta vigas de madera laminada en el volumen de multicancha. Asimismo, la cubierta se consideró con un panel metálico con núcleo aislante de poliuretano de alta densidad, por lo que obtiene una solución de revestimiento integrado con excelentes propiedades térmicas.

De acuerdo con Rodrigo Escobar, asesor CES de Serrago Consultores, en este edificio se incorporan estrategias pasivas aplicadas de acuerdo a las características climáticas del emplazamiento. “Se trabajó en la envolvente del edificio con la aplicación de un aislamiento térmico continuo, para eliminar los puentes térmicos con el exterior y la aplicación de cerramientos vidriados de alta performance térmica”, señala el ingeniero acústico.

Asimismo, el proyecto destaca por tener una adecuada iluminación natural, lograda a través de cerramientos translúcidos, contemplando protecciones solares para evitar ganancias solares innecesarias. Los criterios de aislación acústica también fueron considerados, “pues el emplazamiento propone un escenario de difícil tratamiento”, añade.

Beneficios para la comunidad


Para Rodrigo Escobar, el usuario final es el principal beneficiario de todo el proceso de certificación, puesto que en todo momento el enfoque del diseño se resuelve para lograr condiciones de habitabilidad y confort que cumplen con altos estándares de sustentabilidad. “Las certificaciones sustentables son una garantía de que el proyecto responde a un proceso en el que diversos profesionales atendieron lo propuesto por el equipo asesor, logrando un sello tangible”, resume. En ese sentido, es posible decir que “en el caso del Centro Deportivo San Ramón, la comunidad cuenta con un Edificio Certificado que en su diseño y construcción tiene buenos estándares de sustentabilidad, logrando confort acústico, lumínico, térmico, ventilación adecuada, buena calidad de aire interior, bajo consumo energético y bajo consumo de agua”, sostiene el profesional.

En tanto, María Luisa del Campo señala que herramientas como CES permiten incentivar el diseño y la construcción de edificios que sean confortables, eficientes en términos del uso de la energía y el agua en su operación. Así, “dejan de ser una mera estructura que es solo valorado por lo estético y se le da sentido a lo que se necesita globalmente, que es el cuidado de los recursos”, finaliza.



Volver

Twitter